cuando empieza a andar un bebe

Una de las preguntas más frecuentes entre los papás primerizos suele ser: ¿Cuándo empieza a andar un bebé. Pues bien, no hay una respuesta exacta, sino un margen de edad en el que la mayoría de bebés empiezan a dar sus primeros pasos.

Este margen se encuentra entre los 10 y los 20 meses de vida. Solamente un 3% de todos los bebés andan solos con 9 meses, y la mitad de ellos lo hace a partir de los 12 meses. Pero no hay que alarmarse si tu bebé, con 14 o 15 meses todavía no ha empezado a andar.

Solo es a partir de los 18 o 20 meses que deberíamos consultar al pediatra, porque a esa edad la mayoría de bebés ya ha empezado a andar. Si tu bebé ya tiene 20 meses y todavía no anda, conviene que un profesional evalúe los motivos.

Por otro lado, es importante destacar que un bebé no empieza a andar de un día para otro. Los bebés van avanzando por una serie de fases en su desarrollo psicomotor que les van acercando cada vez más a este hito evolutivo tan importante. Por eso, creemos importante que los papás conozcan las fases que irá atravesando su bebé hasta que empiece a andar.

Desarrollo psicomotor durante los primeros meses de un bebé

Cuando un bebé empieza a caminar es porque ha completado un proceso muy complejo de desarrollo, que requiere fuerza, equilibrio y habilidad. No será hasta que sus piernas y glúteos sean capaces de soportar el peso de su cuerpo, y su espalda esté lo bastante fortalecida como para mantener la postura y el equilibrio necesario. 

  • De los 0 a 4 meses Los bebés empiezan a reforzar su tono muscular, que al principio es muy débil. Este proceso empieza por la espalda y el cuello, y se va extendiendo hacia sus extremidades, pudiendo hacer ya algunos movimientos de brazos y pedaleos de piernas, balancearse hacia los lados y levantar ligeramente su cabeza. 
  • De los 5 a los 8 meses. El bebé va alcanzando mayor fuerza y control de movimientos. Es capaz de apoyarse en sus brazos y levantar su cabeza, además de poder girar completamente sobre sí mismo. Si tiene suficiente espacio y la superficie adecuada, empezará a reptar por el suelo para alcanzar los objetos que le llamen la atención.
  • De los 9 a los 12 meses. El bebé ya empieza a ser un experto en alcanzar todo lo que le atrae. Sus estrategias son cada vez más sofisticadas. Su fuerza es mayor y el control de los movimientos empieza a perfeccionarse. Por ello empezará a gatear y tratará de levantarse agarrándose a lo que tenga cerca, o buscando las manos de sus papás para sostenerse en pie. No todos los niños gatean, algunos pasan directamente a andar sin pasar por el gateo. Otros empiezan a gatear muy pronto pero luego tardan unos meses en ponerse de pie. 
  • Entre los 12 y los 18 meses. Durante esta etapa, prácticamente todos los bebés habrán logrado no sólo mantenerse de pie, sino coger la confianza para andar agarrados de sus papis. Y una vez que han practicado lo suficiente, se atreverán a dar sus primeros pasos solos. Con muchas caídas y tropezones, claro, pero ya podremos considerar que ha alcanzado el objetivo: ¡empezar a andar solito! 

Cómo son los primeros pasos de un bebé

Cuando empieza a andar un bebé, su marcha es tan divertida como tambaleante. Caminan con las piernas muy separadas, y sus pies apuntan hacia los extremos. Les cuesta mucho mantener el equilibrio, y con tanto balanceo, terminan cayendo una y otra vez.

Es una escena que provoca muchísima ternura a todo el que la observa. Sobre todo, al darnos cuenta de que pese a tantas caídas, ellos siguen intentándolo con toda su voluntad. Poco a poco, irá aprendiendo a andar de un modo más estable. Juntará sus piernas, dará pasos más paralelos y utilizará los brazos para mantener el equilibrio. 

Cómo ayudar a un bebé a andar

No es recomendable forzar este proceso de aprendizaje con la intención de acelerarlo. Cada niño debe seguir su propio ritmo.

Cuando esté preparado dará señales inequívocas, y entonces sí, los papás podemos apoyar ese progreso animándolo a alcanzar objetos o personas y ofreciendo un entorno seguro en el que pueda andar sin peligro. Pero lo más importante durante sus primeros pasos es que los papás actúen con tranquilidad aunque se caiga, para que no se asuste y quiera seguir intentándolo. 

Calzado adecuado para sus primeros pasos

Los expertos suelen recomendar que los bebés anden con los pies descalzos por casa durante los primeros meses. El motivo es que así adquieren mejor los reflejos para colocar y mover los pies adecuadamente. Eso sí, cuando salgáis a la calle será imprescindible comprar unos zapatos específicos para los primeros pasos, para que anden con seguridad y comodidad. Deben ser zapatos ligeros, de suela flexible y antideslizante. Es importante que sujeten bien el pie y que sean respetuosos con la morfología de unos piececitos en desarrollo.

En Querolets tenemos calzado específico para los primeros pasos. Aquí encontrarás zapatos de alta calidad que se han fabricado teniendo en cuenta las necesidades específicas de esta etapa tan bonita y apasionante, tanto para los bebés como para sus papás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *