Recetas Halloween Querolets 2

¿Truco o trato? Lo cierto es que no importa si somos de Halloween o no, porque los niños se lo pasan pipa en esta fiesta de los disfraces de monstruos y las cestas de caramelos. Hoy, desde Querolets, os traemos unas ricas, fáciles y divertidas recetas terroríficamente buenas para vuestros pequeños, para la comida, merienda o cena de Halloween. Además, las podréis hacer juntos porque no tienen ninguna complicación pero quedan la mar de graciosas y divertidas.

Recetas Halloween Querolets

MOMIAS CRUJIENTES

¿A qué niño no le gusta las salchichas? Sin duda estas momias crujientitas harán las delicias de nuestros peques, que además, podrán acompañar con su salsa favorita. Necesitamos un paquete de salchichas y láminas de masa fresca de hojaldre. Abriremos el paquete de hojaldre fresco, estiraremos la masa y la cortaremos en tiras de dos dedos de ancho. Ahora solo queda envolver cada una de las salchichas como si fueran unas momias. Pre calentamos el horno a 180 grados sobre la rejilla del horno ponemos un poco de papel para hornear. Las dejaremos 20 minutos hasta que el hojaldre esté doradito. Cuando las tengamos listas, podemos hacerles los ojitos con un poco de salsa de soja. Y ya sólo queda ponerles un poquito de salsa de tomate, o la que prefieran.

Recetas Halloween Querolets 3

ARAÑAS DE SPAGUETIS

Y si nos han sobrado salchichas, no hay problema, porque podemos hacer unas divertidas arañas. Vamos a necesitar también espaguetis y un poco de ketchup. Primero pincharemos los espaguetis con las salchichas y luego los pondremos en una olla al fuego hirviendo con aceite y sal. Los dejaremos cocer y una vez listos los sacaremos con cuidado y decoraremos los ojitos con ketchup.

Recetas Halloween Querolets 4

BLOODY MARY PARA NIÑOS

¿Y si terminamos nuestra cena de Halloween con un cóctel de miedo? Os vamos a proponer un cóctel pero para nuestros hijos, sin alcohol, un Bloody Mary rico rico. Este cóctel lleva vodka pero en esta ocasión lo haremos sin. En el vaso de la batidora mezclaremos zumo de tomate, una pizca de sal, zumo de limón, un poquito de pimienta negra y un chorrito de la salsa Worcestershire. Lo mezclaremos todo y lo pondremos hielo. Lo podemos servir en una copa o vaso decorados con motivos terroríficos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *