Etiqueta: Cuidado de Pies

¿Los pies de tu hijo no se desarrollan bien? Conoce las 3 patologías más comunes

Una de las cosas que nos preocupan más es la salud de los niños y el buen desarrollo en su crecimiento. Por eso, queremos explicarte algunos de los problemas más comunes a los que los pies de tu hijo puede estar expuesto. Recuerda que algunas patologías observadas en los peques son variaciones transitorias que se van corrigiendo a medida que el cuerpo se desarrolla, pero hay otras que se deben solucionar con ejercicios o calzado especial.

Tipos de patologías más frecuentes:

  1. Pie plano

Es una alteración, generalmente hereditaria, que se caracteriza por el aplanamiento del arco interno del pie, ocasionando que el 100% de la superficie de la planta tenga contacto con el suelo. Tener pies planos no afecta a la velocidad del desplazamiento.

Para tratarlo se recomienda caminar de puntillas, coger objetos con los dedos de los pies o bien caminar descalzo por la arena de la playa.

  1. Pie cavo

El pie cavo está caracterizado por una curvatura mayor de lo normal del arco interno del pie, es decir, lo contrario al pie plano. Esta enfermedad provoca el acortamiento del pie y la sobrepresión en el talón, cosa que puede hacer que aparezcan callosidades.

Con calzado corrector se puede mejorar los problemas para caminar y en casos severos se puede optar a una cirugía.

  1. Pie equinovaro o pie zambo

Pie equinovaro o zambo

Es una de las malformaciones más frecuentes. Se trata de un defecto de nacimiento en el que  la parte anterior del pie, o antepié, se desvía hacia adentro.

En la mayoría de casos los pies deben someterse a una cirugía.

Si crees que tu peque presenta alguna de estas enfermedades no dudes en acudir al pediatra para que te de una opinión profesional y pueda darte una solución para sanar sus piecitos.

¿A tu peque le huelen los pies? Te damos las claves para eliminar el olor

Si quieres prevenir o eliminar los malos olores en los pies de tu hijos es importante enseñarles progresivamente desde pequeños la importancia de la buena higiene y el cuidado de sus pies. Porque si les huelen los pies a los de su alrededor les va a pasar como a este pobre gatito:

¡Nooooo, socorooooo!
¡Nooooo, socorrooooo!

Lavarse los pies diariamente con agua y jabón y después secarlos bien (sobre todo entre los dedos porque es una zona susceptible a desarrollar hongos y bacterias), así como cortarse las uñas y elegir el calzado correcto, son algunas de las claves para evitar y eliminar el mal olor que afecta a uno de cada cuatro niños. Pero también es importante tener en cuenta estas recomendaciones:

¡Al agua patos! / que no le huelen los pies
¡Al agua patos!
  • Mantener el pie seco en la medida de lo posible. Si a tu peque le sudan mucho los piecitos es recomendable que se cambie varias veces al día los calcetines, los cuales, si son de algodón, mejor, ya que absorben mejor el sudor que otros.
  • Si el sudor es muy persistente puedes aplicarle polvos desodorantes. Son una buena opción ya que tiene grandes propiedades absorbentes.
  • En casos extremos, si le huelen los pies demasiado y no consigues eliminar el olor, te aconsejamos que pidas hora para una revisión con su pediatra y si hace falta visitar al podólogo.

¿Existen productos para luchar contra el mal olor y las bacterias de los pies?

¡Buuuuuf... que peste!
¡Buuuuuf… que peste!

Por supuesto, en el mercado actual puedes encontrar distintas opciones como estas:

  • Como te hemos comentado más arriba, polvos desodorantes.
  • Plantillas desodorantes diseñadas para niños.
  • Sprais antitranspirantes.
  • Calzado con la suela transpirable o de piel.
  • Cremas desodorantes.

Si necesitas ayuda con los zapatos de tu princesa o de tu campeón, en Querolets te asesoraremos sobre el tipo de calzado, marca y materiales que mejor se adapten a los reyes de tu casa.

¡Te esperamos!

Cuidar los pies del niño también en invierno

Consejos para cuidar los pies del niño también en invierno Querolets

Parece que sólo nos preocupamos de la salud de los pies en verano, cuando los enseñamos más. Pero en invierno también es clave cuidar los pies, en especial los de nuestros pequeños, para que de esta manera, los preparemos para el verano. Desde Querolets os vamos a dar unos consejos para que los pies de vuestros pequeños estén bien sanos también en épocas de frío.

Es muy importante tener en cuenta la forma del pie, sobre todo en invierno ya que el calzado es cerrado totalmente. Ni en cuanto al largo ni al ancho del pie deben existir presiones laterales y frontales, ya que los dedos tenderán a encogerse para caber dentro del mismo y esto puede acabar provocando lesiones en las uñas.

Consejos para cuidar los pies del niño también en invierno Querolets 2

El calzado de lluvia de goma está bien para los días que llueve, pero sólo esos días ya que producen mucho sudor en los pies, y al llegar a casa, siempre le quitaremos al niño el calzado de calle.

Consejos para cuidar los pies del niño también en invierno Querolets 3

Debemos ponerle al niño en los pies prendas que mantengan el calor, como calcetines de lana o algodón, para evitar que pasen frío en los pies, llegando a producir problemas vasculares añadidos. También es recomendable evitar los cambios drásticos de temperatura en los pies. Si el niño viene de la calle con los pies helados, evitemos ponérselos encima de la estufa caliente. Es mejor que se vayan aclimatando a la temperatura.

Consejos para cuidar los pies del niño también en invierno Querolets 5

Y por último, ya sabéis que no es bueno estrenar calzado si el niño va a caminar mucho, por ejemplo, si se va de excursión con el colegio. Esperamos que os sirvan estos consejos y que los pies de vuestros hijos estén sanos y cuidados tanto en verano como en invierno.