Etiqueta: Actividades con Niños

3 recetas de helados caseros para niños

Si quieres pasar un rato entretenido con tus peques lo mejor es ponerse manos a la obra y encerrarse en la cocina para hacer…¡helados caseros buenísimos!

¿Qué no sabes cómo? No te preocupes, te damos 3 recetas para que tengas algunas ideas para que os convirtáis en auténticos maestros de la repostería por un día. dibujo helados

  1. Helado de frutas:

Ingredientes:

  • Trozos de frutas (puedes elegir las que más te gusten).fotos de distintas frutas
  • 1 brick de leche
  • Azúcar
  • ½ taza de agua hervida

¿Qué vas a necesitar?

  • Licuadora
  • Cuchillo
  • Gomas de pollo
  • Palitos
  • Papel de aluminio
  • Moldes
  • Congelador

Paso a paso… a

  1. Coge las frutas que has escogido y córtalas en rodajas o trozos pequeños.
  2. Pon la leche y un poco de agua en la licuadora. Tritúralo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Agrégale el azúcar (puedes poner la cantidad que quieras, pero no te pases) y remuévelo.
  4. Pon la mezcla conseguida en la licuadora en moldes y añade los trozos de fruta.
  5. Cubre con papel de aluminio la boca del mole y pasa una goma de pollo alrededor del molde. Haz un agujero en medio del papel de aluminio para introducir el palito.
  6. Deja reposar los moldes en el congelador durante un mínimo de 10 horas.
  7. Luego, aplica agua caliente para desmontar los helados y…¡ a comer!
  1. Helados de plátano con chocolate

 Ingredientes:

  • Plátanosplatanos con palos de helados
  • Peta-zetas (polvos crujientes)
  • 1 tableta de chocolate (especial para postres)

¿Qué vas a necesitar?:

  • Palitos
  • Cuchillo
  • Papel vegetal
  • Congelador
  • Microondaschocolate encima de un plátano
  • Bandeja

Paso a paso…

  1. Corta los plátanos en trozos y pinchar el palo de polo por un extremo.
  2. Cubre una bandeja con papel vegetal.
  3. Derrite el chocolate al baño maría o en el microondas.
  4. Cubre los trozos de plátano con chocolate y colocarlos en la bandeja en la que hemos puesto el papel vegetal.
  5. Añade los peta-zetas (o polvos picantes) .
  6. Ponlo en el congelador durante unas horas y…¡mmmm…que bueno!

Esta receta también puedes hacerla con otras frutas o cambiar los polvos pica pica por virutas de coco u otros que te gusten.

Foto de www.directoalpaladar.com
Foto de www.directoalpaladar.com
  1. Helados de gominolas

    Foto de http://diydownloads.blogspot.com.es
    Foto de http://diydownloads.blogspot.com.es

Ingredientes

  • Gominolas
  • Sprite

¿Qué vas a necesitar?:

  • Moldes para helados
  • Palitos
  • Congelador

Paso a paso…

  1. Elige las gominolas que más te gusten e introduce tantas como quieras en el molde.
  2. Añade sprite y coloca el palito entre las gominolas.
  3. Ponlo en el congelador y espera unas horas para… ¡disfrutar de ellos!

Recuerda que antes de ponerte a cocinar es muy importante enseñar a los niños que deben lavarse las manos antes de tocar los alimentos. Y por supuesto, al terminar  deben lavar los utensilios usados para conseguir tener la cocina más ordenada.

Esperamos que os salgan unos helados super buenos 🙂

Consejos para esquiar con niños

Esquiar con niños blog Querolets 7

Con estos días de frío en los que la nieve se va dejando ver, muchas son las familias que optan por compartir largas jornadas de esquí con sus niños. Este deporte es ideal para disfrutarlo en compañía y, muchas veces, los peques acaban convirtiéndose en grandes aficionados. No es un deporte complicado y a los niños les encanta esa sensación de deslizarse sobre los esquís. En Querolets somos grandes amantes de la nieve y del esquí y por ello vamos a daros algunos consejos para disfrutar de este deporte con vuestros peques.

Esquiar con niños blog Querolets 4Dicen los expertos que la mejor edad para empezar a esquiar es a partir de los cinco o seis años, porque se cree que el niño ya tiene dominio del equilibrio y mayor control sobre sus movimientos. También dependerá de cada niño, de su destreza, de su dominio de los esquís y de la intensidad con que se practique. No obstante, se puede disfrutar de la nieve desde edades más tempranas, realizando otro tipo de actividades.

Esquiar con niños blog Querolets 8Una vez en la nieve, debemos proveer a los pequeños de un casco para evitar traumatismos en la cabeza, y también protecciones dorsales que los amortigüen si se caen. Deben vestir indumentaria adecuada, impermeable y abrigada, y disponer siempre de una muda de ropa y calcetines secos.

premières tracesEs mejor abrigarlos a capas y que puedan ir quitándose prendas si tienen calor, para evitar que suden demasiado. Es fundamental usar gorro, orejeras, gafas y guantes de esquí. También es muy importante aplicarles una crema solar y para labios con factor de protección alto. Y ahora sí, ¡a disfrutar de la nieve!

Los beneficios de un huerto urbano para niños

Los huertos urbanos llegan a las casas

De un tiempo a esta parte los huertos urbanos han ido cogiendo fama y cada vez son más casas las que se animan a tener un pequeño espacio dedicado a la plantación de verduras y frutas para el consumo propio. La crisis ha establecido un cambio de valores en nuestra sociedad. Volvemos a tener conciencia sobre la necesidad de un consumo racional, de las bondades del reciclaje o de las alternativas existentes al gastar por gastar. Todo ello ha provocado que cada día surjan más iniciativas para fomentar la instalación de pequeños huertos urbanos en nuestras casas. La satisfacción de ver crecer una planta y luego poder disfrutar de su fruto, uno mismo, es algo muy motivador.

Talleres-de-El-balcón-Verde1

Con muy poco esfuerzo, tan solo con un poco de dedicación y paciencia podemos tener una pequeña plantación en casa. Además destinando una inversión muy moderada, ya que no se trata de una actividad cara. Comeremos mejor y más natural. Y una cosa muy importante: es una actividad muy beneficiosa para hacer junto a nuestros hijos, ya que les involucramos en una actividad sumamente educativa y que les va a enseñar mucho más que algo de agricultura básica. Los beneficios de tener un huerto urbano son muchos y variados:

– Un huerto urbano es una vía de escape natural a nuestro paisaje urbano de cada día. Un pequeño espacio verde que nos permita sentirnos fuera del agobio y del color gris predominante en nuestras ciudades. Como el gran pulmón verde que supone un gran parque para una ciudad, como Central Park en Nueva York, pero en pequeña escala y en nuestra propia casa.

23103

– Volveremos a sentir el contacto directo con la naturaleza. Nuestro estilo de vida estresado y de consumo rápido muchas veces nos lleva a olvidar el ciclo natural de las cosas. Un pequeño huerto en casa nos servirá de pequeño recordatorio cotidiano del sentido vital y natural de las cosas. Una vuelta a nuestras raíces.

– Nos ayuda a ver en directo el ciclo vital de las cosas. La observación y el cuidado nos enseñarán otra vez todo aquello que aprendimos en su día en la escuela, en clase de ciencias naturales.

– Realizaremos una actividad junto a nuestros hijos. Todo aquello que recuperaremos de lo aprendido en la escuela lo haremos ver con sus propios ojos a nuestros pequeños. Debemos involucrarnos en el proceso para que aprendan, se diviertan y, además, luego puedan disfrutar del gusto de comer algo que uno mismo ha plantado y ha hecho crecer.

huerto

– Es una actividad sumamente didáctica, divertida y que nos puede ayudar a reducir el estrés que padecemos en nuestro día a día. Una verdadera vía de escape ecológica. Que además nos acercará más a nuestros hijos si los involucramos en el proceso.

– Finalmente, y no menos importante, a parte de todos los beneficios del proceso, el resultado también resulta bondadoso. Vamos a disfrutar de alimentos sanos, 100% naturales. Ello nos ayudará a mejorar nuestra conciencia ecológica y a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos.

Latones