Vuelta al cole 1

Otro año más toca prepararse para la vuelta al cole. Es el momento de decidir muchas compras y ajustar presupuestos. Si queremos que los niños empiecen el curso con buen pie, debemos elegir entre toda la variedad que existe de zapatería infantil, el calzado que mejor se ajusta a su edad, características físicas y necesidades.

El calzado infantil más adecuado para cada edad

Niños y niñas comienzan a caminar, normalmente, entre los doce y los quince meses. Se hace necesario ya en estos momentos calzarlos, tanto para aislarles del frío como para proteger su delicada piel de golpes y roces.

Para los momentos de gateo que suelen preceder a los primeros pasos, lo más indicado es calzarlos con zapatillas amplias y anchas, ligeras y más bien bajas, que no les aprieten el pie. Es muy importante entender que hasta los cuatro o cinco años no desarrollarán el arco plantar y que sus articulaciones serán muy blandas, por lo que cuando aún son bebés es posible que nos cueste encontrar calzado que les entre fácilmente.

A partir de los 10 meses comienzan la fase de apoyo, por lo que también hay que valorar la firmeza y el agarre en la zona del tobillo para facilitar su equilibrio. Recuerda que el calzado infantil debe ser holgado, nunca debemos forzar para introducir el pie en los zapatos o zapatillas.

El primer zapato de suela dura debe ser tan flexible que podamos doblarlo por completo con una mano. También es recomendable que la zapatilla de niño sean ligera y que le sujete bien el tobillo, pero dejando libertad para moverlo. Además, es importante que lleve el talón reforzado. La horma debe ser ancha y sin costuras, y los materiales siempre transpirables.

Vuelta al cole 2Por otro lado, los zapatos de colegio deben ser resistentes al desgaste y tener suelas que agarren bien. También deben ser transpirables para mantener el pie seco y protegido frente a las bacterias, por eso es aconsejable que alternen las deportivas de niño o las zapatillas de lona de niño con zapatos de piel.

El calzado escolar estará sometido a mucha actividad, y debe ser el acompañante más ajustado a sus particularidades personales para evitar así roces, caídas y torceduras.

Vuelta al cole 3

El calzado es algo muy personal y debemos elegirlo bien

El pie del niño crece rápidamente, por lo que hay que cambiar de calzado con frecuencia. Cuando tienen menos de 15 meses, cambiarán de talla cada cuatro meses. Hasta los dos años será cada seis meses, y a partir de los dos, cada ocho meses aproximadamente.

El gasto es, por tanto, considerable. En este sentido, en muchas familias con varios hijos los niños y niñas heredan el calzado de sus hermanos mayores. Sin embargo, no es algo recomendable para la salud de sus pies, ya que cada niño imprime su particular huella en el calzado para adaptarse por completo a él. El desgaste al que lo someten, igual que ocurre en las personas adultas, varía en función de su tipo de pisada, y no tiene por qué coincidir entre hermanos.

Las consecuencias de que lleven zapatillas o zapatos que no sean los adecuados pueden provocar pisadas incorrectas, rozaduras, malas posturas y hasta malformaciones en los dedos. Por eso, es también muy importante que lleven el número correcto, así como no comprarles un número de más para que les dure el calzado más tiempo.

Y no podemos olvidar los zapatos colegiales, fundamentales en muchas escuelas. En Querolets descubrirás una amplia selección de calzado colegial al mejor precio.

Vuelta al cole 4

Encuentra en Querolets zapatillas deportivas de niño, zapatillas de niña y todo tipo de calzado para la vuelta al cole, ajustado a cada momento de su crecimiento.

Invertir en un buen calzado infantil es una cuestión de salud, no solo de estética. Con una buena elección evitaremos problemas futuros, como malas pisadas, molestias en el talón o tendinitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *