Mes: mayo 2015

Juegos Populares y Tradicionales para niños

Los niños siempre tienen unas ganas locas de moverse, de saltar, de correr, …en definitiva, de no parar en todo el día. ¿Y por qué no aprovechar esa energía para estimular sus capacidades físicas y motrices? Niños jugando

Actualmente, algunos peques pasan demasiadas horas delante de las pantallas, ya sea de la de televisión, del ordenador, del móvil o de la tableta y eso a la larga les puede provocar problemas de vista y jaquecas. Por eso, y  para que tu hijo/a aprenda que hay más opciones para jugar y pasárselo en grande, queremos recomendarte algunos juegos populares y tradicionales.

Lista de juegos pensados para tus hijos/as:

  • La gallinita ciega: un niño con los ojos tapados con un pañuelo tiene que encontrar a los demás y reconocerlos sólo con el tacto.

    ¿Dónde estáis?
    ¿Dónde estáis?
  • Escondite: mientras un niño cuenta (con los ojos cerrados) los otros se esconden. El que cuenta debe encontrar al resto.

    1, 2, 3, 4, ...¡que vengo!
    1, 2, 3, 4, …¡que vengo!
  • Rayuela:cada niño/a tiene que ir tirando a cada número intentando que la piedra caiga dentro del cuadrado. Cuando la piedra está en el número correspondiente, se debe saltar a la pata coja dentro de las casillas de todos los números menos en el número dónde se encuentra la piedra. Al volver a la casilla inicial, se debe recoger la piedra sin tocar las líneas, de lo contrario se pierde el turno.

    ¿Quién empieza?
    ¿Quién empieza?
  • Oca: en este juego de mesa cada jugador avanza su ficha por un tablero en forma de espiral. Dependiendo de la casilla en la que se caiga, se puede avanzar o retroceder, y en algunas de ellas está indicado un castigo. En su turno cada jugador tira dos dados (o uno dependiendo de las distintas versiones) que le indican el número de casillas que debe avanzar. Gana el juego el primer jugador que llega a la casilla 63, “el jardín de la oca”.
  • Parchís: se juega con 1 dado 4 ficha para cada uno de los jugadores. El objeto es que cada jugador lleve sus fichas desde la salida hasta la meta intentando, en el camino, comerse a las demás.

    ¡Me pido las fichas azules!
    ¡Me pido las fichas azules!
  • Estirar la cuerda.Niño jugando con la cuerda
  • Polis y cacos: es una especie de escondite por equipos. Los que “cuentan” son los polis y los cacos son los que se van a esconder. Cuando un caco es capturado lo llevan a la “cárcel” y tiene la posibilidad de volver al juego si otro caco le pica la mano.
  • Peonzas y yoyós: Estos dos juguetes son sencillos de usar pero con ellos se pueden hacer auténticas acrobacias. Mira este vídeo:http://www.youtube.com/watch?v=yUC6QWt0kZsSi te ha gustado consulta en nuestra página de facebook cuando podrás ver un espectáculo así de chulo, en directo, en nuestras tiendas y llevarte una peonza o un yoyó.
  • Carrera de sacos. 

    Preparados, listos, ...¡ya!
    Preparados, listos, …¡ya!
  • Las sillas: se colocan sillas (siempre una menos que el número de jugadores) y se hace sonar música. Cuando la música para, los participantes deben sentarse. El que no lo haga es eliminado y en el momento se saca otra silla y así hasta que sólo quede un niño sentado en una silla.

    Ui, ui, ¿quién va a quedarse sin silla?
    Ui, ui, ¿quién va a quedarse sin silla?

Y si te estás preguntando qué beneficios directos pueden aportarle, te damos una pequeña lista de razones:Beneficios

  • Son una herramienta para socializar y trabar amistades.
  • Jugando se hace ejercicio físico y se adquiere masa muscular.
  • Se adquiere sincronización y sentido del ritmo.
  • Se estimula la imaginación y la creatividad.
  • Estos juegos fomentan la seguridad en uno mismo.
  • Son una fuente de diversión para los monstruitos de la casa.

 

¿Los pies de tu hijo no se desarrollan bien? Conoce las 3 patologías más comunes

Una de las cosas que nos preocupan más es la salud de los niños y el buen desarrollo en su crecimiento. Por eso, queremos explicarte algunos de los problemas más comunes a los que los pies de tu hijo puede estar expuesto. Recuerda que algunas patologías observadas en los peques son variaciones transitorias que se van corrigiendo a medida que el cuerpo se desarrolla, pero hay otras que se deben solucionar con ejercicios o calzado especial.

Tipos de patologías más frecuentes:

  1. Pie plano

Es una alteración, generalmente hereditaria, que se caracteriza por el aplanamiento del arco interno del pie, ocasionando que el 100% de la superficie de la planta tenga contacto con el suelo. Tener pies planos no afecta a la velocidad del desplazamiento.

Para tratarlo se recomienda caminar de puntillas, coger objetos con los dedos de los pies o bien caminar descalzo por la arena de la playa.

  1. Pie cavo

El pie cavo está caracterizado por una curvatura mayor de lo normal del arco interno del pie, es decir, lo contrario al pie plano. Esta enfermedad provoca el acortamiento del pie y la sobrepresión en el talón, cosa que puede hacer que aparezcan callosidades.

Con calzado corrector se puede mejorar los problemas para caminar y en casos severos se puede optar a una cirugía.

  1. Pie equinovaro o pie zambo

Pie equinovaro o zambo

Es una de las malformaciones más frecuentes. Se trata de un defecto de nacimiento en el que  la parte anterior del pie, o antepié, se desvía hacia adentro.

En la mayoría de casos los pies deben someterse a una cirugía.

Si crees que tu peque presenta alguna de estas enfermedades no dudes en acudir al pediatra para que te de una opinión profesional y pueda darte una solución para sanar sus piecitos.

Las 15 frases típicas de las madres

Cuando somos niños nos parece que nuestras mamás siempre repiten las mismas cosas y es curioso que las madres de nuestros amiguitos también repiten las mismas ¿será que se ponen de acuerdo? ¿habrá una escuela de mamás? Pues no… pero seguro que os echaréis unas risas cuando leáis este listado y veáis que las vuestras también las decían.

  1. Es la primera vez que me siento en todo el día. Esta siempre venía seguida de un largo suspiro mientras se dejaba caer en el sofá o la butaca.
  2. Cuando le pedías dinero para salir… ¿Te parece que soy el Banco de España? / ¿Tú te crees que el dinero crece de los árboles? 

    Uno de veinte, uno de cincuenta, ...
    Uno de veinte, uno de cincuenta, …
  3. Cómo vaya yo y lo encuentre… ¡y mágicamente eso que habías estado buscando durante horas aparecía ante los ojos de tu madre!
  4. Bébetelo rápido que se le van las vitaminas. Cuando te entretenías con el zumo viendo la tele.

    Por cada minuto que pasa, 30 vitaminas menos.
    Por cada minuto que pasa, 30 vitaminas menos.
  5. ¡Porque lo digo yo y punto! Y ahí sí que ya se había terminado la discusión.
  6. Mientras vivas en esta casa harás lo que yo te diga. Y te daban unas ganas de irte…
  7. “Me vais a matar a disgustos” cada vez que hacíamos una travesura.
  8. Al preguntar ¿qué hay para comer? muchas veces la respuesta era COMIDA.
  9. A veces le daba por multiplicar las cosas: Mamá, ¿me compras un coche? Dos te voy a comprar.

    ¡Qué bien, he pedido uno y me va a comprar dos! ¿O no?
    ¡Qué bien, he pedido uno y me va a comprar dos! ¿O no?
  10. Y otras por cambiar el género: Ni moto, ni mota.
  11. Cualquier día cojo y me voy, ¡a ver qué hacéis! Y no sabías qué responderle.
  12. ¿Si fulanito se tira de un puente tú también? Cuando a tus amigos les dejaban hacer algo que a ti no.
  13. ¡Si no estás cansado para salir de fiesta tampoco para levantarte! Esta sonaba en esas mañanas en las que la cabeza te resonaba aún del día anterior.
  14. ¿Vas a salir así vestida? cuando la falda era demasiado corta o cuando tu estilismo le parecía un horror.

    ¡Ni lo pienses...no, no!
    ¡Ni lo pienses…no, no!
  15. ¡Cuando tengas hijos lo entenderás! Y qué razón tenía…¿verdad?

    ¡Ups, creo que nos han pillado! ¿Porqué se ríe tanto la abuela? Mamá parece que va a llorar...
    ¡Ups, creo que nos han pillado! ¿Porqué se ríe tanto la abuela? Mamá parece que va a llorar…
¡Muuuuuua!
¡Muuuuuua!

Seguro que nos hemos dejado algunas, o que tu madre hacía alguna adaptación a las que te hemos escrito.Pero lo que pretendemos con esta publicación es que te eches unas risas y recuerdes los buenos momentos que pasaste con una de las personas que más te quiere en este mundo.

 ¡Qué pases una feliz semana, un besito!